lunes, 25 de abril de 2011

Peliculas El kirchnerismo se opuso a una sesión especial del Congreso para tratar la crisis en el Banco Central

Peliculas
El kirchnerismo formalizó esta tarde su rechazoa que el Congreso intervenga por propia decisión en la crisis que se desató en el Banco Central a raíz de los decretos de necesidad y urgencia con las que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner creó el por ahora fallido Fondo del Bicentenario, destinado a pagar vencimientos de la deuda externa con reservas, y había echado a Martín Redrado de la entidad monetaria.

'No vamos a discutir aquí el tema de las sesiones extraordinarias porque eso es un ámbito de decisión de la Presidenta', expresó el titular del bloque de senadores K, Miguel Angel Pichetto, en declaraciones a la agencia DyN mientras aún sesionaba la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo discutió hoy sobre el DNU que echó a Redrado y que suspendió la Justicia. Esa discusión, como se preveía, terminó sin acuerdo.

Ante la crisis desatada por la creación del Fondo del Bicentenario y la posterior expulsión de Redrado por decreto –dos decisiones que revirtió la Justicia, al menos temporalmente-, todo el arco opositor se había unido en un reclamo al kirchnerismo para que el Congreso retome su actividad en sesiones extraordinarias.

El acuerdo fue alcanzado en el Senado en una reunión que presidió el vicepresidente Julio Cobos con los presidentes de todos los bloques y en la que el único ausente fue Pichetto. En Diputados, se cristalizó en una carta que legisladores de todo el arco político –con excepción del Frente para la Victoria- le escribieron al titular del cuerpo, el oficialista Eduardo Fellner.

Cobos y los jefes de bloque del Senado habían acordado incluso que una delegación buscara el acuerdo con Pichetto. Hasta ahora sólo había habido esbozos y trascendidos del rechazo oficial. Pero la frase del kirchnerista no deja lugar a dudas: la pretensión del oficialismo es que no haya extraordinarias si no las convoca la Presidenta.

La reunión de hoy de la Bicameral, mientras, marcó el inicio de la discusión legislativa del decreto con el la Cristina había echado a Redrado. La Comisión –encargada del análisis de los DNU- está integrada por cuatro legisladores kirchneristas y cuatro opositores de cada cámara. Como indicaban todos los pronósticos, el debate terminó en empate y sin acuerdo. Así, hay otra vez dos dictámenes contrapuestos respaldados con ocho firmas cada uno. Lo mismo había pasado con los últimos tres DNU, incluído el del Fondo del Bicentenario.

En el medio, hubo nuevos cruces entre los dos grupos de legisladores. 'Redrado no puede durar ni un día más' porque 'es inviable que siga un presidente del Banco Central que no está de acuerdo con la Presidenta', argumentó Pichetto. Desde la oposición, los radicales Marcela Rodríguez y Luis Petcoff Nadinenoff pidieron 'que se respete la Constitución' y sostuvieron que la decisión de Cristina 'avasalló al Congreso'.

La expulsión de Redrado está por el momento suspendida por decisión de la Justicia, por lo que el funcionario sigue al frente del Central; cuando pidió el amparo, Redrado argumentó que no podía ser despedido por decreto ya que la Carta Orgánica del BCRA exige una consulta al Congreso. También el Fondo del Bicentenario está frenado por la Justicia; y también en este punto Redrado exigía el aval legislativo. La pretensión de la oposición que rechaza el kirchnerismo esque sea el Congreso el que rechace o ratifique esos dos DNU y que lo haga en los próximos días y no en marzo, cuando se reanuden las sesiones ordinarias.

Blog Recomendado: Videos Divertidos