jueves, 11 de febrero de 2010

Reclames Especial Globos de Oro

Reclames

'No se puede comprar un Globo de Oro... oficialmente'.
Fue una de las frases de la noche, pronunciada por el maestro de ceremonias, el showman británico Ricky Gervais.
Gervais, siempre irreverente, rendía así particular homenaje a la leyenda negra de los Globos, esos que premiaron a la mismísima Pia Zadora en cierta ocasión.


Pero, ¿a quién le importa? Los Globos de Oro son más fugaces, más divertidos y más achispados que los Oscars.


Que los asistentes estén sentados a mesas bien provistas de vino explica parte del brillo de estos galardones, concedidos por la prensa extranjera asentada en Hollywood.


Con todo, la entrega de la pasada noche resultó un tanto pálida, quizá en comparación con el año anterior, donde tuvimos la emoción del comeback de Mickey Rourke y la gran sorpresa del doblete de Kate Winslet.
Ni la presentación de Gervais ni la gala han suscitado demasiada emoción entre los comentaristas, pese a que la retransmisión ha supuesto un gran éxito de audiencia para la NBC.


El discurso más salado fue el que brindó Robert Downey, Jr, que demostró las ventajas de no esperarse el premio y confiar en la improvisación.
La más emotiva fue Mo'Nique; la actriz de 'Precious' abrió la noche con el sentido del pathos bien alto.


Hubo standing ovations para Sophia Loren, para Martin Scorsese y para Jeff Bridges; éste, la apuesta más segura para el próximo Oscar al mejor actor.


La noche fue el refrendo del todopoderoso señor James Cameron, que, físicamente, podría pasar por el hermano de McCartney ('cruzado con Glenn Close', como apuntó nuestra querida Malvado Ming).


'Avatar' no necesitaba los premios, pero se los dieron. Y ya lo dijimos: El oro llama al oro.


Jason Reitman, el realizador de 'Up In The Air', no pudo ocultar una expresión de descontento en la platea.
Hasta el propio Cameron dijo lo que todos pensábamos: Kathryn Bigelow se lo merecía como mejor directora.


En la categoría de mejor película cómica, venció nada menos que 'Resacón en Las Vegas'.
Gran tortazo se llevó 'Nine', que esperaba rascar premio y así dar nueva vida a una carrera comercial de lo más decepcionante.


Meryl Streep, Sandra Bullock y Christoph Waltz fueron previsibles ganadores en sus respectivas categorías.


Se prevee lucha a brazo partido entre Meryl y Sandra por el próximo Oscar, mientras el 'maldito bastardo' tiene casi seguro el premio de actor de reparto que concede la Academia.


En lo que respecta a televisión, la emotividad y la atención estuvieron centradas en Michael C. Hall.
Su lampiña cabeza evidenciaba la noticia que saltó a los medios la última semana: el protagonista de 'Dexter' lleva meses luchando contra el cáncer.
El premio fue inevitablemente lacrimógeno.


Su aclamado duelo interpretativo en la pasada temporada con el veterano John Lithgow también aseguró el Globo de Oro a éste último como actor de reparto.
Pero 'Dexter' no pudo con 'Mad Men', mejor serie dramática de la noche, que sigue completamente intratable en todos los premios habidos y por haber.


El Globo de Oro para Julianna Margulies afianza su retorno a Catodia y la buena salud de 'The Good Wife'.
Julianna ya no es la que era, pero encontramos adorable cuando se tropezó con Clooney en su camino al escenario; la Margulies no dejó de saludar a su legendario partenaire televisivo.


Chloë Sevigny subió nerviosa y un tanto pava a por su premio como actriz televisiva de reparto. Ser mormona tremenda para 'Big Love' le ha concedido el mérito.


Nos quedamos con ganas de ver recoger Globo a los actores de 'Glee', especialmente Jane Lynch, que brillaba con luz propia.
Pero nos esperaba la gran alegría de la noche: la victoria de la musical serie de Ryan Murphy en la categoría de mejor comedia.


'Glee' desbanca así a la hasta ahora indestronable '30 Rock', que sólo repitió el galardón a Alec Baldwin.
Como en los Emmy, Tina Fey volvió a perder ante Toni Collette.


Por su parte, 'Grey Gardens', Drew Barrymore y Kevin Bacon reinaron en la categoría telefílmica.
Restó una noche llena de estrellas con paraguas, buenos momentos, contentos ganadores, resignados perdedores y unas ganas locas de que lleguen los Oscars.


Mañana en 'Gossip Boy', damos más detalles sobre estos Globos de Oro, con los mejores trapos femeninos y los más guapos donceles de la ceremonia.
Y, por supuesto, acompañado de nuestro habitual recorrido por la actualidad.
¡Que vivan las awards seasons!
Operacion Triunfo Estefania Gonzalez Operacion Triunfo Estefania Gonzalez