martes, 3 de mayo de 2011

Videos http://www.notasdefutbol.com/la-liga/la-falta-de-distribucion-en-el-juego-del-real-madrid

Videos

1249677588481.jpg
No me voy a entretener en explicar qué ocurrió en Pamplona la noche del domingo porque el partido del Reyno concluyó con el signo más lógico de toda la quiniela. La máquina que arrolló al Zaragoza para despedir el año no se dejó ver por tierras navarras porque ni el Madrid es tan bueno ni está tan hecho como para golear en todos sus partidos ni tan malo como para padecer cada semana un alcorconazo. Está visto y comprobado que los dos grandes de la Liga no son unos superhéroes sin capa, ni tan siquiera invencibles. Basta con que un equipo decente se les plante delante con ganas de sacar algo positivo del asunto para que se les complique la velada tanto a Barça como a Madrid; ya sea en el Camp Nou, en el Santiago Bernabéu, en Pamplona o en Trobajo del Camino.

Y lo digo porque los resultados están ahí, al alcance de todos. Osasuna en su Reyno es un equipo al cuadrado con muy buena planta y con poco de defensivo. Sabe leer los partidos e interpretarlos todavía mejor, y en Pamplona no se han quedado más puntos porque no tienen a un Messi ni a un Cristiano Ronaldo. Como lectura general, a cualquier equipo que le guste jugar y no se limite a verlas venir tiene muchas papeletas de poner en aprietos a los gallitos de la competición. Otra cosa es que luego les caiga un cañoncito de 30 metros del portugués, una obra maestra del Balón de Oro o una decisión arbitral que les perjudique.

Pero al grano de la cuestión: el equipo de Manuel Pellegrini ha conseguido solidificar una defensa a la que, aún sin Pepe, no se le puede a estas alturas criticar nada; como tampoco a la delantera que por fin ha conseguido componer el chileno condenando definitivamente a Raúl en el banquillo. Los números cantan por sí solos: 40 goles a favor y sólo 13 en contra en 16 partidos. Pero como buena máquina tiene sus fallos, y el más importante es esa falta de distribución en su juego que tanto le perjudica. En esta zona es donde todavía Pellegrini no ha conseguido dar con la tecla; base de toda la razón futbolística y fuente de la inspiración para que el buen juego que se prometió con el regreso de Florentino Pérez florezca.

Para empezar, Lass no me parece un organizador. Que el francés sea un futbolista omnipresente en cualquier punto del campo y recupere balones como el que más no le califica como tal. Lass se limita a dar pases cortos al pie del compañero más cercano y cuando no tiene esa opción la rifa sin criterio. Le falta movilidad sin el balón en los pies, por lo que no se le debe exigir más de lo que puede ofrecer: una garantía en el pivote. Pero para ello se trajo a Xabi Alonso (al que ya se le criticaba en el Liverpool de ser excesivamente defensivo), y hasta que no aprenda a descolgarse más de medio campo hacia adelante existirá una incompatibilidad importante en la zona de medios.

El cerebro, a priori, es Kaká; pero el brasileño todavía no ha aparecido y se teme que tarde en aparecer, ya que entre el parón navideño y la pubalgia ha perdido ritmo de competición. Con el 10 de la canarinha existe el problema de la colocación. ¿Dónde ponerlo? Para mi gusto, Kaká arranca a las mil maravillas desde la posición del mediocentro donostiarra, ya que su aceleración y su control del balón en carrera es lo que le hace letal. Hay un problema si se pretende que el brasileño reparta juego desde los costados o desde la mediapunta. En este sitio encaja mucho mejor Van der Vaart, y que no se diga que no lo ha demostrado.

Y para acabar de adobar este magnífico puzle nos encontramos con Cristiano, el hombre libre al que todavía no se le ha encontrado posición fija. Es el comodín de Pellegrini ya que el portugués para todo vale, que no quiere decir que se le saque el máximo rendimiento desde cualquier posición. En mi humilde opinión, en la ubicación que mejor he visto al crack luso es en solitario en la punta de ataque. Justo ahí completó su mejor temporada con el Manchester United. Pero claro, cuenten con que hay que colocar a Higuaín y Benzema, o al menos a uno de ellos como viene siendo la tónica en los últimos partidos. Y si el esquema os lo habéis ido dibujando mentalmente, os habréis dado cuenta que el croquis es un auténtico cirio.

Operacion Triunfo Nadia Robledo Operacion Triunfo Nadia Robledo